Distribución

Ikea quiere que sus clientes usen su trasero para comprar sofás

02 Octubre 2017

La nueva campaña de sofás de Ikea traslada al consumidor al momento de compra de un sofá y le anima, en clave de humor, a probar los sofás con la parte del cuerpo más experta en este tema: el culo.

Ikea quiere que sus clientes usen su trasero para comprar sofás

Estudios de la compañía revelan que la compra del sofá es un acto muy meditado principalmente por dos motivos: porque es un elemento que nos acompaña durante muchos años y porque es considerado el elemento principal del salón. El sofá está ligado a todo tipo de momentos en casa: tanto momentos de descanso y relax, como familiares o de ocio cuando vienen amigos a casa; y esto influye en la decisión de compra.

Partiendo de este contexto, la campaña, obra de McCann y MRM//McCann, invita a los espectadores en tono de humor a probar los sofás con el trasero, porque muchas veces se utilizan los ojos o la cabeza, cuando el realidad deberíamos usar fundamentalmente nuestras posaderas.
Según este trabajo, centrado en internet, los culos exigen a un sofá calidad (firmeza, preferiblemente madera maciza), confort y funcionalidad (que se pueda limpiar fácilmente).

Además, la campaña cuenta con una ‘landing’ con toda la información necesaria para elegir el sofá adecuado.


Compartir este contenido