Gran Consumo

Todos los envases de Nestlé serán 100% reciclables o reutilizables en 2025

13 Abril 2018

Nestlé quiere conseguir que el 100% de sus envases sean reciclables o reutilizables para el año 2025. El objetivo de la compañía es que ninguno de sus envases, incluidos los plásticos, termine en un vertedero o como basura ya que considera que existe una necesidad urgente de minimizar el impacto de los envases en el medio ambiente.

Todos los envases de Nestlé serán 100% reciclables o reutilizables en 2025

Mark Schneider, CEO de Nestlé, ha manifestado que “los residuos plásticos son uno de los mayores problemas de sostenibilidad a los que se enfrenta el mundo en la actualidad. Abordarlo requiere un enfoque colectivo. Estamos comprometidos a encontrar mejores soluciones para reducir, reutilizar y reciclar. Nuestra ambición es lograr que todos nuestros envases sean 100% reciclables o reutilizables para 2025”. Para ello, la compañía se centra en tres áreas: eliminar plásticos no reciclables, fomentar el uso de plásticos que permitan mejores tasas de reciclaje y suprimir o cambiar combinaciones complejas de materiales de embalaje.

Compromisos

Así, ante la necesidad de desarrollar una economía circular, Nestlé se compremete a:

-Desempeñar un papel activo en el desarrollo de sistemas de recolección, clasificación y reciclaje que funcionen correctamente en todos los países donde opera;

-Trabajar con socios de la cadena de valor y asociaciones de la industria para explorar diferentes soluciones de envasado con el fin de reducir el uso de plástico, así como facilitar el reciclaje y desarrollar nuevos enfoques para eliminar el desperdicio de plástico;

-Etiquetar los envases de productos realizados con plásticos incluyendo información que ayude a los consumidores a reciclarlos de la manera correcta;

-Promover un mercado para plásticos reciclados aumentando su porcentaje en nuestros envases. El objetivo para Europa es alcanzar, en 2025, el 25% en las botellas de PET.

Además, una de las razones clave del compromiso de Nestlé es evitar que el material de embalaje termine como residuo, ya sea en vertedero o como basura en mares, océanos y vías fluviales.
 

Compartir este contenido