Gran Consumo

Llegan las cervezas de otoño más innovadoras

24 Octubre 2018

El sector de las cervezas es uno de los más activos en cuanto a novedades. Con la llegada del otoño, las marcas aprovechan dos alimentos típicos de esta estación para hacer sus propuestas.

Llegan las cervezas de otoño más innovadoras

Una es la Moritz Castanya, que se podrá encontrar en la Fàbrica Moritz Barcelona a partir del viernes 26 de octubre. Esta es la novena especialidad cervecera que ha nacido en el Moritz Beer Lab, un proyecto destinado a crear nuevas cervezas en edición limitada que sólo se pueden degustar durante un tiempo limitado únicamente en la Fàbrica Moritz Barcelona o adquirirla en la Moritz Store.

La nueva especialidad de Moritz Beer Lab quiere recuperar las sensaciones del momento de comer castañas alrededor de la chimenea en otoño. Una cerveza de estilo Brown Ale, con un amargor de 22 IBUS y 6% de alcohol.  De color castaño oscuro, combina a la perfección las maltas tostadas con aromas a caramelo, regaliz y un ligero toque ahumado. Una Moritz con presencia de castañas naturales, añadidas en dos momentos de la elaboración para que se integren en el producto y aparezcan notas en boca, donde el dulzor se compensa con un sutil toque amargo. 

Coincidiendo con la temporada de cosecha de la calabaza, que alcanza su punto óptimo de maduración entre octubre y noviembre, llega al mercado Fábrica de Cervezas Estrella Galicia de Calabaza y Vainilla. Se trata de la tercera edición en 2018 de Fábrica de Cervezas, una línea de recetas cerveceras muy cuidada que responde a un trabajo creativo por parte de los maestros cerveceros de Hijos de Rivera (anteriormente lanzaron la de percebes y la de pimientos de Padrón).

Para su elaboración, se incorporan calabazas durante la elaboración del mosto y ramas de vainilla troceadas en el proceso de guarda. El resultado es una cerveza con matices dulces y notas especiadas, que aporta un amable dulzor, balanceado por el amargor generado por el lúpulo. Asimismo, la malta aparece en ella aportando sabores a cereal, notas tostadas y matices especiados. 

Luis Alvar, maestro cervecero de Hijos de Rivera, señala que “la calabaza y la vainilla aportan un toque dulce en perfecto equilibrio con el amargor de la cerveza, de ahí su complejidad y su capacidad de sorprender a los paladares más cerveceros”.

Esta nueva cerveza de Hijos de Rivera se presenta en el mercado tanto en barril como en botella de 50cl. La compañía pondrá 10.000 litros a disposición de los consumidores a partir del 24 de octubre.  Podrá adquirirse a través de la web de la marca,  así como en enseñas de alimentación y establecimientos de hostelería por todo el territorio nacional.

Mucho más innovadora es la propuesta de Cervezas Ámbar, que presentó hace unas semanas Ambar Monte Perdido: la primera cerveza elaborada con microflora salvaje del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La cerveza nace como homenaje al paraje aragonés que cumple 100 años como Parque Nacional, y es el resultado del primer estudio que se lleva a cabo sobre su microbiota.

Un estudio que se ha llevado a cabo a través del análisis de 73 muestras del parque, recogidas de 8 hábitats del mismo, en el que se han encontrado al menos 16 especies de levaduras y 6 de bacterias lácticas entre otros microorganismos, en una expedición formada por el maestro cervecero de Ambar junto a biólogos y técnicos del Parque, CNTA y del CSIC.

De estas últimas se ha seleccionado la Lactococcus lactis, procedente de la planta milenaria Ramonda Myconi, para trasladar las características únicas del parque a la cerveza.

El resultado ha sido un líquido pálido en color, intenso en aromas frescos y verdes; a hierba, a resinas vegetales… y con un punto de acidez en boca que rompe con los cánones cerveceros más habituales.

Noticia relacionada:

La sorprendente nueva cerveza de Estrella Galicia está elaborada con percebes

Compartir este contenido