Gran Consumo

Osborne relanza el brandy Carlos I para rejuvenecer su target

27 Noviembre 2018

Carlos I, el brandy insignia de las Bodegas Osborne, quiere llegar a consumidores más jóvenes y, para ello, ha estrenado una nueva campaña, creada por DDB.

Osborne relanza el brandy Carlos I para rejuvenecer su target

Bajo el concepto “Cuando la juventud se mezcla con la experiencia, nace un Rey”, el trabajo se centra en la historia de los ‘luthiers’ María y Felipe Conde, que dedican su día a día junto con su padre a la elaboración artesanal de guitarras. Han sido elegidos embajadores de la marca Carlos I por ser un claro ejemplo de la unión entre juventud y experiencia. 

Sus trabajos han llegado a grandes músicos, nacionales e internacionales, como Paco de Lucía o Leonard Cohen. Ambos hermanos han optado por continuar con el negocio familiar al que aportan una nueva mirada, incorporan cambios en el diseño o experimentan con nuevas maderas, pero manteniendo la esencia de lo artesanal. 

La campaña está presente en medios impresos y digitales hasta final de año, apoyada por formatos de ‘branded content’ en "El Confidencial" y en  el Grupo Prisa.

La agencia de medios Arena Media ha desarrollado una estrategia de contenidos con el Grupo Prisa para dar a conocer los paralelismos entre Rocío Osborne y los hermanos Conde. Rocío pertenece a la sexta generación de la familia Osborne, y además de ser la directora de comunicación de la compañía, está actuando como portavoz de la marca en este proyecto.

Las entrevistas, reportajes y artículos que aparecerán en El País Semanal, la revista "Icon", y la sección de Cultura de El País Digital nos descubrirán el secreto que se esconde detrás de la construcción de las guitarras de los Conde y de la elaboración de Carlos I, hablarán del elemento a partir del cual se origina la música y nace el brandy: la madera.

“La madera es tan importante para lograr una guitarra como un buen brandy. María y Felipe Conde trabajan con los materiales que su abuelo eligió´ hace 30 años y en Osborne lo hacemos en botas que han añejado vinos de Jerez durante 30 años para conseguir el mejor destilado”, explica Rocío Osborne.

Compartir este contenido