Tendencias

McDonald's, la marca de comida rápida más valiosa de 2018

12 Septiembre 2018

Según el Ranking Global BrandZ de Kantar Millward Brown y WPP, a escala mundial McDonald's es la marca de comida rápida más valiosa de 2018, con un valor de marca de 126.044 millones de dólares. La marca de hamburgueserías es también la que más ha crecido en esta categoría, con un incremento de valor del 29% y se sitúa además como la octava marca más valiosa del mundo. McDonald's logra así en 2018 tener un valor de marca superior a la suma del resto de marcas del ranking de su categoría.

McDonald's, la marca de comida rápida más valiosa de 2018

A cierta distancia le siguen en el segundo puesto  Starbucks (con un valor de 44.503 millones de dólares), Subway en la tercera posición (con un valor de 18.766 millones de dólares), y KFC (con valor de 15.131 millones de dólares) en la cuarta. Estas cuatro marcas son las únicas marcas de comida rápida que aparecen en el ranking global BrandZ Top100 de las marcas más valiosas del mundo en 2018.

En términos de crecimiento respecto al año pasado, la segunda marca que más ha crecido ha sido Burger King, que gracias a un incremento de valor del 28% sube dos puestos alcanzando la octava posición en el ranking de marcas de ‘fast food’ con un valor de 6.555 millones de dólares.
EEUU domina el ranking de este sector, ya que nueve de las marcas son de origen estadounidense. Solo la marca canadiense Tim Hortons logra aparecer en este ranking sectorial en la séptima posición.

Las diez marcas de ‘fast food’ más valiosas del mundo tienen un valor combinado de 242.357 millones de dólares, lo que supone un crecimiento de la categoría del 13% respecto al año pasado, casi el doble que el año anterior cuando creció un 7%. Se trata de la séptima categoría que más ha crecido este año.

Ricardo Pérez, responsable del estudio BrandZ en España, comenta en un comunicado que "para crecer en esta categoría las marcas deberán trabajar sus puntos de contacto con el cliente para hacerlos lo más amigables posible, desde tecnologías que permitan un pedido y pago rápido, hasta una entrega a domicilio con una sonrisa. Deberán trabajar la autenticidad e incorporar el valor de la salud siendo cautos en torno al concepto capricho: el consumidor quiere mimarse, pero huye de la culpabilidad“.

Compartir este contenido