Tendencias

Black Friday: se adelantaron las compras y aumentó el uso del móvil y las redes sociales

30 Noviembre 2018

La facturación de ‘e-commerce’ de la semana del Black Friday aumentó un 18%, según un análisis de la empresa especializada en CRM Salesforce. Este análisis destaca que este año los descuentos comenzaron antes y se fueron incrementando hacia el fin de semana, acabando el lunes con las ofertas de Cyber Monday, que ha registrado un récord con un descuento medio del 31%.

Black Friday: se adelantaron las compras y aumentó el uso del móvil y las redes sociales

Facebook e Instagram lideraron el tráfico de redes sociales. Ambas plataformas condujeron el 94% de todo el tráfico social a las web de venta minorista, más que en 2017 (92%). Los cinco productos más comentados durante esta semana de descuentos con motivo del Black Friday fueron: PlayStation de Sony, iPhone de Apple, Amazon Echo, iPad de Apple y Amazon Kindle.

La mayoría de los compradores buscaron y compraron con el móvil: más consumidores que nunca iniciaron el proceso de compra con su teléfono móvil, lo cual ha llevado al tráfico móvil a representar el 70% del total durante toda la semana. El teléfono ha sido el dispositivo más utilizado en esta campaña representando el 54% en la víspera de Black Friday, el 49% en Black Friday y el 45%, en Cyber Monday.

Los vendedores atrajeron a los compradores con SMS y alertas por correo electrónico a principios de la semana, un 159% y un 26% más en términos interanuales, respectivamente. Asimismo, este aumento también se vio reflejado en el Cyber Monday, con un 69% más de notificaciones por SMS y un 23% en envíos de email. El 84% de los pedidos se enviaron gratis, lo que afectaba el valor promedio de los pedidos, ya que los compradores no tenían que agregar artículos adicionales a sus carritos para evitar los costes de envío.

Los datos de Salesforce revelan que, sobre todo, los agentes de atención al cliente han aumentado sus servicios un 10% en Cyber Monday, comparado con el pasado año. Sin embargo, los usuarios no llaman demasiado por teléfono. Las llamadas a los centros de atención al cliente experimentaron un ligero descenso este año, ya que los consumidores cambian la forma en que se relacionan sus proveedores y prefieren recurrir a canales digitales como redes sociales, mensajes y ‘chat’.

Compartir este contenido